viernes, 14 de septiembre de 2012

EL TREN DE LA VIDA



.Hace tiempo. leí un libro que comparaba la vida con un viaje en tren.
Una lectura extremadamente interesante, cuando es bien interpretada.
La vida no es más que un viaje en tren, repleto de embarques y desembarques, salpicado de accidentes, sorpresas agradables en algunos casos y de profundas tristezas en otros.
Al nacer nos subimos al tren y nos encontramos con algunas personas las cuales creemos que siempre estarán con nosotros en este viaje (nuestros padres).
Lamentablemente la verdad es otra. Ellos se bajarán en alguna estación dejándonos huérfanos de su cariño, amistad y su compañía irreemplazable.
No obstante esto no impide que se suban otras personas que serán muy especiales para nosotros. Llegan nuestros hermanos, amigos y esos amores maravillosos.
De las personas que toman este tren, habrá también los que lo hagan como un simple paseo. Otros encontrarán solamente tristeza en el viaje.
Y habrá otros que, circulando por el tren, estarán siempre listos en ayudar a quien lo necesite.
Muchos al bajar, dejarán una añoranza permanente. Otros pasarán desapercibidos que ni siquiera nos daremos cuenta que desocuparon el asiento.
Es curioso que algunos pasajeros, quienes nos son más queridos, se acomodan en vagones distintos al nuestro. Por lo tanto, se nos obliga hacer el trayecto separados de ellos. Desde luego, no se nos impide que durante el viaje, recorramos con dificultad nuestro vagón y lleguemos a ellos. Pero lamentablemente, ya no podremos sentarnos a su lado pues habrá otra persona ocupando el asiento.
No importa; el viaje se hace de este modo: lleno de desafíos, sueños, fantasías, esperas y despedidas… Pero nunca habrá regresos. Entonces hagamos este viaje de la mejor manera posible. Tratemos de relacionarnos bien con todos los pasajeros, buscando en cada uno lo mejor de ellos.
Recordemos siempre que en algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y Recordemos siempre que en algún momento del trayecto, ellos podrán titubear y probablemente precisaremos entenderlos.
Nosotros también titubearemos y habrá alguien que nos comprenda.
El gran misterio, al fin, es que no sabremos jamás en qué estación bajaremos y mucho menos dónde bajarán nuestros compañeros, ni siquiera el que está sentado en el asiento de al lado.
Me quedo pensando si cuando baje del tren, sentiré nostalgia… creo que sí. Separarme de algunos amigos de los que hice en el viaje será doloroso.
Dejar que mis hijos sigan solos, será muy triste. Pero me aferro a la esperanza de que, en algún momento, llegaré a la estación principal y tendré la gran emoción de verlos llegar con un equipaje que no tenían cuando embarcaron.
Lo que me hará feliz, será pensar que colaboré con que el equipaje creciera y se hiciera valioso.
Amigo mío, hagamos que nuestra estancia en este tren sea tranquila y que haya valido la pena.
Hagamos tanto, para que cuando llegue el momento de desembarcar, nuestro asiento vacío, deje añoranza y lindos recuerdos a los que permanezcan en el viaje.
A tí, que eres parte de mi tren, te deseo un…

                                                ¡¡¡  FELIZ VIAJE !!!

Este articulo lo encontré en la pagina de un blog y me pareció una forma tan bonita y real de describir lo que es la vida que no he podido resistir el publicarlo.
El formato de la copia ha salido bastante mal pero aun asi quería que lo leyerais porque estoy segura que os va a gustar.



12 comentarios:

Lourdes dijo...

No te has equivocado, me ha encantado. Creo que hay gente que tiene un don para redactar y expresarte, (no es mi caso). Que tengas un buen fin de semana, petons.

Marián dijo...

Gracias, es muy bonito, aunque creo que los avatares de la vida son en muchos casos poco comparables a un viaje en tren, la lectura que saco de este escrito es que hay por la vida pensando el los demás, y siendo fiel a mi lema..¡Vive y deja vivir!.
Muchos besitos guapa.

trimbolera dijo...

Me ha gustado mucho y la música también. Un abrazo.

unjubilado dijo...

Has hecho muy bien en publicarlo, para eso está.
En cuanto al formato no te ha salido mal, aparte de que lo que realmente interesa es el contenido.
Saludos de Emilio Gil (unjubilado)

Pilar Garcia de la Cueva dijo...

Me ha parecido una entrada muy bonita y didactica, me ha encantado.
un bso.

Present dijo...

Una redaccion muy bonita y real, me ha encantado, un beso

Chelo dijo...

Una entrada peciosa.
Grcias por compartir

Si me admites una sugerencia te digo que debías especificar el blog en el que lo has enontrado no vayas a tener algún problema, la gente está muy suceptible ultimamente.

Un abrazo

Chary Aceituno dijo...

Muchas gracias Laura por esta bonita entrada, preparada con cariño y con la imagen que cada uno tenemos de la vida. Me ha encantado. Besos tesoro.
Chary *_*

Maria Jesus dijo...

Muchas gracia por compartirlo, son unas palabras tan bonitas y certeras que casi se me saltan las lagrimas.
Besos mil

Jess dijo...

Seguro es una analogía muy singular.
Que tengas una linda semana!

Gabriella dijo...

hOLA Laura, la vida es un viaje, a veces dificil. Bonito es compartir con las personas que se qiueren. Hasta pronto.

kuki dijo...

LHN significa ....a ver si lo escribo bien
Litle House Needworkins.....un diseño de la casa ....lo mismo que decir diseños Tralala
besitos